La Palma

La isla bonita

La Palma es un remanso de paz y un regalo para los sentidos. Conocida como la Isla Bonita por sus espectaculares paisajes naturales, el color, la armonía de sus pueblos y ciudades coloniales, constituye un lugar único para dejarse sorprender por la belleza de una naturaleza que impresiona a cada paso descubriendo los más exóticos rincones.

Cuna de hermosas leyendas, La Palma es el lugar perfecto para evadirse en sus frondosos bosques de laurisilva -los más extensos del Archipiélago-, frente a refrescantes manantiales, como los Nacientes de Marcos y Corderos y en barrancos que, como el del Agua, te harán disfrutar con sonidos y aromas nuevos.

En la Isla de La Palma, declarada Reserva de la Biosfera desde 2002, encontrarás conos volcánicos, calas ideales y enclaves mágicos como el Bosque de El Canal y Los Tiles. Recorre su red de senderos, caminando, en bicicleta o a caballo y vive una experiencia diferente e inolvidable. Recréate en las espectaculares vistas que pone ante tus ojos la Caldera de Taburiente, una estampa espectacular que sólo podrás divisar desde la altura de las bellas crestas que la rodean, a veces, sobre las nubes.

En La Palma podrás, además, visitar centros temáticos como el Jardín de las Aves o el Maroparque, donde disfrutarás aprendiendo curiosidades de la fauna y la flora del mundo.

Pero La Palma es también la Isla de las Estrellas por la extraordinaria claridad y limpieza de su cielo. En el Roque de los Muchachos, en medio de un paraje singular de sobrecogedora belleza y a más de 2.420 metros de altitud, podrás conocer uno de los observatorios astrofísicos más importantes del mundo, donde científicos de toda Europa estudian el Universo.

La Palma te espera para ofrecerte unas vacaciones únicas, con encantadores alojamientos rurales, una artesanía tradicional llena de curiosidades y su deliciosa gastronomía.