Javascript está deshabilitado

Javascript está deshabilitado en su navegador web.
Por favor, para ver correctamente este sitio,
habilite javascript.

Para ver las instrucciones para habilitar javascript
en su navegador, haga click aquí .
Camino de Fontanales (por el Lomo del Marco)

Camino de Fontanales (por el Lomo del Marco)

Camino de Fontanales (por el Lomo del Marco)

10,70 km
02:35
Moderada
Si
1517,00 m
991,00 m
663,00 m
663,00 m

El camino propuesto en esta ruta es un recorrido circular con salida y retorno al centro de Fontanales. Se trata de subir hasta el área de los Pinos de Gáldar bordear el Montañón Negro, descender por el Lomo del Marco, cruzando los barrancos de Aguas de Fontanales y El Chorrillo.

El comienzo de la ruta nos lleva por una larga subida en pista de tierra que se inicia después de atravesar la carretera general. Se asciende junto al campo de fútbol de Fontanales para llegar a la parte inferior del edificio de la Caldera de los Pinos de Gáldar dónde se puede apreciar la reducida formación de su colada con 15.000 años de antigüedad.

El camino no tiene pérdida, arriba en el cruce de la carretera Valleseco-Artenara tomaremos el lado protegido del guardarrail para llegar a los Pinos de Gáldar y a la base del Montañón Negro, al que podemos subir desviándonos de la ruta para luego volver a ella.

El Montañón Negro (1.680 metros) es un edificio volcánico con 3.500 años que lanzó sus lavas hacia el Barranco de Valsendero y de la Virgen en un trecho de apenas siete kilómetros. Su cima es un vértice panorámico inigualable en días despejados, desde donde incluso se puede ver a lo lejos el perfil de la isla de Fuerteventura. El foco del volcán nos permitirá contemplar la acción de los gases y las de las escorias lanzadas al aire que son, en realidad, la propia consistencia del conjunto.

Vueltos a la carretera, y con mucha precaución, retomaremos el camino de tierra en el Lomo del Marco, pasando junto a la colada del Montañón Negro (derecha) y El Campanario, un trozo desgajado de la propia estructura del volcán de unos 15 metros de altura que se distingue con facilidad sobre las rocas grisáceas.

La elevación que se deja a continuación, también a la derecha, es Montaña Pajarita, un volcán que acompañó a la erupción del Montañón Negro que se encuentra igualmente bien conservado.

El resto del camino discurre sobre tierra, pista de cemento acondicionada y carreteras secundarias con el atractivo de las explotaciones ganaderas y agrícolas del Barranco del Chorrillo, las vistas a la derecha sobre el Barranco de Valsendero y ese mismo barrio de Valleseco y de toda la parte norte y noreste de la isla visible en días claros.

La llegada a Fontanales hay que hacerla en un desvío marcado que desciende al núcleo bajo de casas del Barranco de Aguas de Fontanales.